Mi árbol de la vida

Déjame ser tu árbol, me dijo.
Te daré sombra, aire para tus besos,
papel para tus escritos,
madera para la cuna de tus hijos
y de tus ilusiones.
Déjame ser tu árbol
Y si quieres, dibujarás un corazón
y escribirás tu nombre en mi corteza, 
junto al de alguien más.
No importa si no soy yo.
Igual te amaré.
Déjame ser tu árbol.
Tu árbol de la vida,
y luego vendrán los retoños, 
con el blanco de azahar perfumado,
como tu piel.
Florecerás, vestida de novia,
y yo te daré sombra, te cuidaré, te amaré.
Déjame ser tu árbol, de la vida.
De mi vida.
Me dijo.
Y yo no supe qué hacer.
Porque siempre me he sentido ave.
Me gusta volar y cantar.
Amo la libertad
Y el árbol tiene raíz.
Entonces vuelo y regreso al nido.
Siempre, para estar con él.
Porque él es mi abrigo.
Él es mi amigo fiel.
El árbol de la vida.
De mi vida.
1440885592410-image.jpg
Claudia Beatriz Felippo
|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar